Menú

Agency VE

Tipos de target y cómo aplicarlo en tu estrategia de marketing

Tipos de target y cómo aplicarlo en tu estrategia de marketing

Para que un negocio pueda llevar a cabo estrategias de marketing verdaderamente efectivas, que arrojen los resultados esperados, es necesario identificar el tipo de target al que va dirigido el producto o servicio que ofrece, y desarrollar un plan adaptado a las características de su nicho. Sin información sólida sobre el consumidor, cualquier estrategia pasaría a ser subjetiva, basada en una opinión y por lo tanto sería pérdida de inversión, tiempo y esfuerzo.

Por esta razón, en este artículo queremos explicarte cuáles son los tipos de target y cómo estos datos sobre los consumidores de tus productos o servicios puedes aplicarlos en la creación de tu estrategia de marketing.

¿Qué es el target?

El término target es utilizado en marketing para hacer referencia a un grupo de personas que reúnen ciertas características, gustos e intereses que van acorde con el producto o servicio que ofrece una empresa, por lo que son considerados como clientes potenciales. La palabra proviene del inglés, cuya traducción al español es “objetivo”. Por lo tanto, podemos decir que el target es el público objetivo.

Buyer persona

Para facilitar la identificación del target de una empresa, se puede comenzar con la creación del buyer persona. Se trata de un perfil ficticio que personifica al público que la empresa debe buscar atraer, a través de su estrategia de marketing. Algunos de los rasgos de los cuales se puede partir para crear el buyer persona son: edad, sexo, costumbres, creencias, pasatiempos y cualquier otra característica que permita definir su identidad.

Tipos de target por generación

Una forma de simplificar la identificación del tipo de target, es definiendo los diferentes grupos de personas según la generación a la que pertenecen. En la actualidad, se han establecido cinco generaciones para segmentar el público y conocer cuáles son los rasgos más importantes que forman parte de su identidad. Las generaciones son:

  1. Generación silenciosa (1930-1948): es un público que ha superado los 70 años de edad y por lo general se caracteriza por tener una personalidad austera y trabajadora. Asimismo, suelen valorar el esfuerzo y sacrificio. Es la generación con menos presencia en el ámbito digital.
  2. Baby boomers (1949-1965): su nombre se debe a que este grupo de personas nacieron en una época en que se incrementó la tasa de natalidad, por lo que se conoció como el “boom de los bebés”. Entre sus características está el compromiso por el trabajo, deseos de superación económica y apego a las tradiciones sociales. Los baby boomers son, en la mayoría de los casos, quienes poseen mayor poder adquisitivo e invierten su dinero en actividades familiares como ir al cine, teatro o viajes.
  3. Generación X (1966-1980): una de sus características principales es que dedican el tiempo libre a la lectura, ocio y actividades culturales. Si tu estrategia de marketing va dirigida a esta generación, puedes hacer uso de temáticas rebeldes y contracorrientes, algunos de los rasgos que forman parte de su identidad.
  4. Generación millennial (1981-1993): es el grupo que transcurre más tiempo consumiendo contenido en internet, y a su vez, que tiene el hábito de realizar compras en línea. Los millennials también son asiduos consumidores de plataformas de películas, series y música, como Netflix y Spotify. Los intereses de este nicho, también conocido como Generación Y, suele centrarse en estilo de vida, viajes y deportes. Son exigentes y si tu estrategia va enfocada en ellos, debes tener presencia en redes sociales y buscar establecer un vínculo emocional con los consumidores.
  5. Generación centennial (1994-2010): las personas que pertenecen a esta generación se caracterizan por tener un perfil emprendedor y ser de rápido aprendizaje. Por otro lado, se diferencian de otras generaciones por su personalidad irreverente, desenfadada, con un lenguaje directo y en defensa de sus ideales.

¿Cómo aplicar el target en el desarrollo de tu estrategia de marketing?

Teniendo en consideración las diferencias entre los tipos de target, se puede notar la importancia de crear una estrategia donde el público objetivo esté bien definido, para así poder diseñar una campaña con un mensaje adaptado a su personalidad.

Pero antes de definir el target, es necesario establecer el modelo de negocio, así como las características que posee el producto o servicio de tu empresa. El segundo paso, es analizar a la competencia y durante esta fase del proceso, obtener información del potencial cliente de tu marca.

Una vez completados estos pasos, puedes pasar a definir el perfil de tu público objetivo, para ello deberás responder preguntas como cuál es su rango de edad, sexo, estado civil y lugar donde vive, entre otras características más específicas como el nivel económico al que pertenece, nivel de estudios, sector en el que trabaja, valores, creencias, costumbres y pasatiempos.

En el ámbito digital, puedes plantearte definir algunos aspectos como las redes sociales que usa, cuánto tiempo pasa en internet, en qué horarios y qué métodos de pago utiliza en sus compras online.

Cuando completes toda esta información, podrás conocer más a fondo a tus potenciales clientes, y con ello, desarrollar una estrategia de marketing basada en datos objetivos que se traduzcan en resultados exitosos.

Leave a comment

Your email address will not be published.